Cuando se trata de reproducir en un soporte físico como el papel una imagen en color con miles de tonos diferentes, evidentemente no es posible disponer de una tinta específica para cada tono a representar.

Sin embargo, vemos por todas partes ejemplos de impresión en color, pero... ¿cómo se consiguen? hay 2 trucos:

El tramado de las imágenes:

De menor a mayor complejidad, al reproducir una imagen podemos encontrarnos con estos casos:

Imagen monocolor y con un solo tono: O hay o no hay imagen. 0 ó 1.

Imagen monocolor, pero ese color único puede ser más o menos intenso, es decir, puede presentar diferentes tonos.

Imagen polícroma: cuenta con miles de colores en diversas tonalidades. La impresión en color (cuatricromía) se consigue como veremos a partir de colores primarios.

Veamos de qué manera es posible reproducir la imagen en cada uno de estos casos:

Partimos de la base de que cualquier dispositivo “impresor” (impresora doméstica, máquina de imprimir…) forma la imagen a reproducir a partir de puntos.

En el primer caso, o hay tinta o no hay tinta. si la tinta es negra, en la imagen sólo habrá negro.

¿Qué pasa si nuestra imagen tiene varios tonos? por ejemplo en una imagen en blanco y negro: hay puntos que son 100% negro, pero hay también puntos “blancos”, y otros más o menos grises… ¿Cómo los reproducimos?

Aquí es donde entra en juego el genial “truco” de la trama.

Tramar una imagen consiste en dividirla en “bloques” o cuadrículas de pequeñísimo tamaño pero que sin embargo son mayores que los puntos que puede imprimir nuestro dispositivo. Así, un punto de trama alberga en su interior múltiples puntos de impresión.

¿En qué consiste el primer “truco”? En que imprimiendo más o menos puntos de impresión dentro de cada punto de trama, podemos obtener tonos más o menos intensos de un mismo color.

En este post hablamos más en detalle acerca de la trama y la resolución de las imágenes: PPI, DPI, LPI…

Bueno, ya sabemos que con el tramado podemos reproducir diferentes tonos (intensidades) de un mismo color pero… ¿Cómo reproducimos imágenes que cuentan con miles de colores? ¿Cómo obtener una impresión en color?

Aquí viene el segundo “truco”…

La superposición de tramas, clave de la impresión en color
Es sabido que a partir de la combinación de colores primarios es posible obtener miles de colores, como explicamos en este artículo: Introducción a la teoría del color.

Pues bien, lo que hacemos en la imprenta es obtener una trama diferente para cada uno de los colores primarios sustractivos, es decir el cyan, el magenta y el amarillo (síntesis sustractiva), con el añadido del negro (necesario ya que sólo con la mezcla de las 3 tintas no es posible obtener un negro perfecto, se obtiene más bien un marrón).

Lo importante a retener es que al superponer las 4 tramas, cada una de ellas en un ángulo diferente, “engañamos al ojo”, el cual no percibirá cada uno de los colores individualmente, sino la mezcla.

El color que percibirá el ojo en cada zona de una imagen es el resultado del mayor o menor tamaño que tengan los puntos de cada color en esa zona.

De esta manera, una zona se verá amarillenta porque los puntos de la trama del amarillo son ahí de tamaño más grande que los puntos de la trama del magenta, por ejemplo.

Así se forma la imagen en cuatricromía (CMYK) en el caso de las llamadas tramas convencionales. Existen otro tipo de tramas, las tramas estocásticas (también llamadas aleatorias, o de “frecuencia modulada”), en las que la percepción de uno u otro color no se genera por el hecho de que los puntos sean más grandes o más pequeños, sino por su mayor o menor acumulación en una zona de la imagen (manteniendo constante el tamaño de los puntos).

Para nosotros es muy importante conocer cualquier Petición, Queja o Reclamo que nuestros clientes y usuarios tengan; Es por ello que hemos habilitado este espacio para realizar cualquier reporte.

 

Para realizar cualquier PQR remitase al siguiente link: PQR´s

 

Tenga en cuenta las siguiente indicaciones a la hora de crear cualquier PQR:

La PETICIÓN es una actuación por medio de la cual el usuario, de manera respetuosa, solicita cualquier información relacionada con la prestación del servicio y/ o producto.

Las QUEJAS son la expresión o manifestación en protesta, descontento o inconformidad, que hace el usuario en relación a una conducta que se considere irregular.

El RECLAMO es el derecho del usuario de exigir, reivindicar o demandar solución, referente a la prestación indebida de algún servicio y/o producto

IMPORTANTE: si usted desea presentar por este medio una PQR sobre los productos y servicios, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Tener en cuenta que significado tiene una Petición, Queja o Reclamo
  • Diligenciar los datos personales y de contacto solicitados (indispensable su dirección electrónica), de lo contrario, la PQRS no podrá tramitarse.
  • Redactar la situación de forma clara y precisa.
  • Ser respetuoso en la forma de expresarse.
  • No se tramitan PQRS anónimas.
  • Las respuestas de las PQR pueden ser de forma directa e inmediata o a través de correo electrónico según el análisis realizado
  • Describir claramente la petición, queja, reclamo, sugerencia o felicitación.

Para mayor información:

sgi@litocamargo.com

PBX: (571) 756-1660 Ext 109

 

  

 

Síganos en:

          

Contactenos

PBX · (057-1) 7561660
Ciudad · Bogotá, Colombia
Dirección · Cra 20 No 4B - 12
e-mail · info@litocamargo.com
e-mail · gerencia@litocamargo.com